Lecciones del Desierto

Lecciones del Desierto

Nuestro Pastor Daniel nos muestra en la prédica que hay maneras de pasar el desierto.

Pregunta…  Que sucedería si escuchamos la noticia que tenemos una enfermedad terminal,  poco tiempo de vida, tu pareja te dice que no te ama más. Esas frases pueden robarnos la felicidad y empujarnos violentamente a una tierra desértica.  Entramos en un desierto espiritual donde nuestras fuerzas y emociones se secan,  lo peor es que no sabemos cuándo se va a terminar y si vamos a sobrevivir.

CONTINUEMOS LEYENDO

El pastor nos explica que en el léxico bíblico un desierto es sinónimo de prueba.

Ahora, un desierto espiritual se caracteriza porque no es una prueba cualquiera  que se enfrenta y pasa rápidamente como la lluvia.  Un Desierto es una prueba larga y amarga. 

Una buena noticia es que “Un desierto espiritual es una prueba prolongada que sirve de antesala a una  promoción divina” y es que cuando Dios nos prueba es para promovernos. Por que así como en el desierto no sabemos si vamos a sobrevivir, tampoco sabemos  como Dios nos va a bendecir.

El desierto por el que pasamos no es el destino final pero si es un proceso vital.

Su duración es temporal pero las enseñanzas que podemos aprender nos servirán para toda la eternidad.

CONTINUEMOS DISCUTIENDO

Cuatro lecciones en el desierto:

* Transformación

* Intercesión

* Pone al descubierto nuestros verdaderos amigos

* Revelación

1)Transformación

El desierto es un terreno fértil para la transformación.

La mayor necesidad del pueblo de Israel no era conquistar la tierra prometida sino parecerse más al Dios  que se las iba a entregar.

Nuestra mayor necesidad no es lograr algo mejor de lo que tenemos sino convertirnos en alguien mejor de lo que somos.

*Lo que tenemos es perecedero pero lo que somos es eterno.

Deuteronomio 8:2 NTV

Recuerda como el señor tu Dios te guió por  el desierto durante 40 años, donde te humilló y te puso a prueba para revelar tu carácter.

“Y es que en el desierto nuestro carácter queda al descubierto“

En el pueblo de Israel había mucha queja, rumores, rebeliones, idolatría.  A pesar de esto Dios siempre los sostuvo, Dios les daba cada día el mana, sin embargo también del mana se cansaron!

Pero no solo se cansaban del mana. Si no había agua se quejaban, si no había comida también, si Moisés se tardaba, si veían a los enemigos, si habían gigantes también se quejaban.

El Pastor nos trae a reflexión que las quejas son declaraciones de inconformidad y que van ancladas a la sospecha de que Dios no es tan bueno ni tan sabio como parece.

Como tú y yo respondemos a las circunstancias?

Respondes mejor que el pueblo de Israel?

Cuál es tu respuesta cuando te hieren, traicionan, abandonan o te tratan injustamente?

La manera en que respondemos a estas preguntas nos permite descubrir nuestro verdadero carácter. Es ahí donde nos damos cuenta que no somos tan santos, tan pacientes, humildes, amorosos como pensábamos y nos damos cuenta que nos falta mucho, y es allí donde Dios empieza a hacer una obra maestra en nuestra vida para purificarnos como El Oro.

“Porque la fe de ustedes es como el ORO: su calidad debe ser PROBADA por medio del fuego. La fe que resiste la prueba vale mucho más que el oro, el cual se puede destruir. De manera que la fe de ustedes, al ser así PROBADA, merecerá APROBACION, gloria y honor cuando Jesucristo aparezca.”

1 Pedro 1:7 DHH

El pastor Daniel continúa Diciendo: En la economía del cielo el sufrimiento produce crecimiento.

Dios está apunto de hacer algo grande en nuestra vida, por eso necesitamos ser probados para ser aprobados.

2)INTERCESIÓN.

El desierto es la factoría de las oraciones de alto voltaje.  Oraciones de alto nivel, no oraciones tibias, soñolientas, distraídas y aburridas.

El pueblo de Israel se quejaba y Moisés estaba cansado de eso pero mientras el pueblo se quejaba Moisés se quebrantaba.

En el desierto tenemos dos opciones; quejarnos  de la situación o quebrantarnos en oración.

Nuestras  oraciones siempre van a tener un impacto, Jesús dice el que toca se le abrirá.

Es importante ser constantes en la oración, no desfallecer y darnos por vencidos creyendo que no recibiremos nuestra petición. El pastor nos trajo como ejemplo a Daniel quien durante 21 días oró y se mantuvo firme y su oración derribó las paredes que impedían la bendición.

Cuando oramos  hay un impacto en la vida espiritual.

3) El desierto pone al descubierto quienes son nuestros verdaderos amigos.

En el desierto desaparecen los falsos amigos y se confirman los buenos amigos.

Los verdaderos amigos no son los que abundan en los tiempos de bonanza si no los que vienen cuando  no tenemos nada que ofrecerles, están con nosotros en  momentos de necesidad y por eso pueden ser copartícipes de nuestros momentos de abundancia.

Oracion.  Señor apártame de los falsos amigos y rodearme de los amigos verdaderos, aquellos que son los profetas de mi potencial y promotores de tus propósitos eternos amén.

4) Revelación

La mayor necesidad del ser humano no es lograr sus sueños sino conocer al Dios que los puede superar.

“Acuérdense de todo el camino que el Señor su Dios les hizo recorrer en el desierto durante cuarenta años, para humillarlos y ponerlos a prueba, a fin de conocer sus pensamientos y saber si iban a cumplir o no sus mandamientos. Y aunque los hizo sufrir y pasar hambre, después los alimentó con maná, comida

que ni ustedes ni sus antepasados habían conocido, para hacerles saber que no sólo de pan vive el hombre, sino de todo lo que sale de los labios del Señor.”

Deuteronomio 8:2-3 DHH.

Fue en el desierto en donde el pueblo de Israel recibió más milagros.

Fue en el desierto donde Dios les  dio los 10 mandamientos.

Fue en el desierto en donde Dios hizo un pacto con ellos.

CONTINÚA MOVIÉNDOTE / AVANZANDO

Yo la voy a enamorar: la llevaré al desierto y le hablaré al corazón.

Oseas 2:14 DHH.

Dios nos ama tanto que permite las pruebas para que sepamos que el es el único que merece tener la llave de nuestro corazón.

En el desierto descubriremos nuestro verdadero potencial.

Dios nos lleva al desierto porque  quiere  manifestarse en  nuestra vida sobrenaturalmente.

SIGUE ORANDO

Nuestra oración:

Mi mayor necesidad no es conquistar mi tierra prometida sino conocer mejor al Dios que me la va a entregar.

Peticiones de oración de cada grupo.

Elkin Parra